La ‘locura’ de los rótulos del casco antiguo de la capital

El ayuntamiento de Salamanca sigue generando desconcierto por la nueva Ordenanza que regula los rótulos y la iluminación de las diferentes empresas en el centro de la ciudad.

Mientras todo esto ocurre, el comercio de Salamanca pide ayudas para afrontar los cambios que tienen que estar ejecutados a mediados del próximo año 2024.

El objetivo de la norma es homogeneizar los colores y materiales de la decoración exterior, regular el uso de placas profesionales que se pegan en las fachadas y la prohibición del uso de pantallas publicitarias para que el impacto de los rótulos y carteles publicitarios en la imagen donde se ubiquen y su entorno.

Así las cosas, se entenderá por rótulo o cartel cualquier elemento cuyo objeto sea el anuncio de cualquier tipo de actividad comercial, publicitaria, profesional o cultural, ya sea en paralelo a la fachada, así como directorios o placas profesionales, los focos y las pantallas publicitarias en fachadas y escaparates.

Esto se aplicará en el ámbito definido por el Plan de Gestión de la Ciudad Vieja de Salamanca, incluido el ámbito declarado Conjunto Histórico de Salamanca por la UNESCO y sus zonas de amortiguamiento.

Dada esta situación, hay comerciantes que tendrán que limitar su manera de promocionar sus productos por estar en una vía incluida en el casco viejo histórico, mientras que una que esté enfrente no tendrá que hacerlo y contará con más facilidades.

Todos estos nuevos cambios se aplicarán en las siguientes zonas: interior del límite que determinan la avenida de Mirat, Canalejas, rector Esperabé y Paseo de Carmelitas, con restricciones mayores en el denominado casco viejo o conjunto histórico, que están en el entorno de la Plaza Mayor y toda la parte vieja hasta el río, con límites en parte de la Gran Vía y Paseo de Carmelitas.

(Pincha aquí para ver la noticia completa).

comparte

Más actualidad

Sugerencias