El secretario general del PSOE de Salamanca, David Serrada, ha pedido hoy la dimisión del presidente de la Diputación, y también presidente del PP de Salamanca, Javier Iglesias, tras analizar el auto judicial emitido por la Audiencia Provincial donde se confirma la imputación del PP de Salamanca, del propio Javier Iglesias, y de la gerente del partido por una presunta financiación ilegal durante el proceso de primarias que auparon a la presidencia regional del partido al actual presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.

A pesar de las trabas y los obstáculos que tanto el PP de Salamanca como el propio Javier Iglesias han intentado e intentan poner  a la justicia para que se esclarezcan los hechos, “la verdad termina siempre imponiéndose”, ha indicado el líder de los socialistas salmantinos, el auto judicial emitido, desestimando los recursos de los implicados para evitar su imputación, sus comparecencias y las declaraciones ante el juez, es claro y contundente, “ni el PP de Salamanca ni Javier Iglesias, han acreditado la procedencia y el destino de la gran parte de dinero que se recaudo mediante aportaciones con el fin de saldar la deuda en la cuota de afiliación, y ponerla al día, de un gran número de afiliados” y que era condición indispensable para que pudieran votar en ese proceso de primarias donde luego se eligió a Mañueco como presidente regional.

“Javier Iglesias no puede seguir desprestigiando las instituciones de esta provincia” ha recriminado Serrada, “por eso debe dimitir inmediatamente y dejar su puesto como presidente de la Diputación salmantina” tras quedar demostrado que en un asunto donde se investiga su posible implicación en un caso de corrupción, y un presunto delito de financiación ilegal, lo único que ha hecho es obstruir el trabajo de la justicia y poner palos en las ruedas, algo que, cuando menos, “no resulta nada ético ni moral y le incapacita para seguir al frente de una institución que representa a Salamanca y a los salmantinos”

El auto judicial de la Audiencia Provincial no deja ninguna duda, y ratifican la imputación tanto del PP de Salamanca, como de su presidente Javier Iglesias y la gerente de este partido en un caso donde se investiga una recaudación de fondos, aportaciones de dinero al Partido Popular de Salamanca, y el origen, destino o la finalidad que se le dio a esas aportaciones, una trama en la que, según se recoge en el propio auto, “no parece que las aportaciones fueran el resultado de un movimiento espontáneo, sino por el contrario una campaña orquestada y organizada”