El ‘no porque no’ sin justificación del PP a las propuestas del PSOE de Salamanca

“En contra”; ésas son las dos palabras más repetidas por el Partido Popular en Salamanca en todos y cada uno de los plenos de la Diputación.

El ‘no porque no’ se ha convertido, desde hace mucho tiempo, en la definición de lo que es un equipo de gobierno que ejerce su poder de una manera absolutista y sin tener en cuenta ninguna de las propuestas que el PSOE de Salamanca lleva a los plenos con el fin de mejorar la vida de los ciudadanos de la provincia.

Pero, sangrante ha sido especialmente lo que ha ocurrido en las dos últimas sesiones plenarias, en las que el Partido Popular ha dejado a la ciudadanía sin más médicos en la comarca de Béjar, sin una UVI Móvil en Vitigudino, sin una línea de ayudas para la creación y mantenimiento de áreas de aportación de residuos en los municipios, sin un soporte vital básico permanente en Ledesma y sin un Plan de Vivienda Provincial para tratar de frenar la despoblación del mundo rural.

¿Por qué? Porque no, sin más argumentos que echarle la culpa al presidente del Gobierno, el ‘malvado’ Pedro Sánchez.

“No tener médicos empuja a la despoblación de los municipios”, señaló el diputado del PSOE Antonio Cámara en el pleno de finales de noviembre, para explicar que en el centro de salud de Béjar “nos hemos quedado sin dos pediatras y ya había una explosión social en el municipio. ¿Cómo lo explicamos en Navacarros o en El Cerro que el PP no apoya que se cubran esas plazas?”.

“Un vecino de Iruelos llama al centro salud de Vitigudino; el equipo va y ya tarda 15-20 minutos, constata que es un infarto y que tiene que hacer revascularización y no puede. Llama a la UVI y tarda 30 minutos, ya van 50-55 minutos; las probabilidades de sobrevivir disminuyen tanto que es casi incompatible con la vida de una persona”, recriminó el diputado Luis Rodríguez en el mismo pleno, ante un PP al que poco le importa que la vida de las personas esté en juego.

Además, ofreció cifras sobre la pérdida de médicos en los últimos tres años. “La Zona Básica de Salud de Vitigudino ha pasado de 22 a 16; la de Lumbrales, de 13 a 6; y la de Aldeadávila, de 10 a 7. Se han perdido 16 facultativos, pasando de 45 a 29. Igual es por sus condiciones laborales”, explicó, para concluir.

Rechazo a un Plan de Vivienda y a la sanidad en Ledesma

Por su parte, en el último pleno celebrado este 20 de diciembre, el PP de Salamanca, en su afán por tirar por tierra todas las propuestas, aunque sean buenas para la ciudadanía, rechazó un Plan de Vivienda Provincial.

“Cuando les duele una realidad y les damos en datos, se dedican a dar patadas y tiran a la basura una oportunidad de construir algo juntos. Hay que afrontar esto en Salamanca, que es un problema muy serio y nuestra propuesta es la misma que en 2020. Muchas provincias de Castilla y León tienen planes e invierten en la vivienda y su respuesta no responde a nada. Cuando no quieren hacer algo, la culpa es de otro… un poco de trabajo por la provincia, que ya está bien”, espetó el portavoz del PSOE en la Diputación.

Respecto a la propuesta para lograr un soporte vital básico permanente en Ledesma, desde el PSOE de Salamanca “creemos que el motivo por el que ustedes no nos apoyan es por no molestar a sus jefes; les pedimos valentía e inteligencia. Luego ya si quieren van allí y hacen una fiesta con la tuna y se hacen la foto de rigor, pero lleven un soporte vital básico a Ledesma, por favor”, concluyó Fernando Rubio.

“No porque no” y por culpa de Pedro Sánchez, que debe ser el político que decide que no haya una UVI Móvil en Vitigudino, un nuevo Plan de Vivienda Provincial un soporte vital básico en Ledesma, un plan de reciclaje o la ausencia de médicos en Béjar.

Cuando no hay propuestas, trabajo y consenso… es el “no porque no”.

comparte

Más actualidad

Sugerencias