Rosa Rubio: “El Presupuesto de la Junta para 2024 es un modelo fracasado”

La portavoz socialista de Economía y Hacienda, Rosa Rubio, afirmó en el Pleno de las Cortes que el presupuesto elaborado por el Gobierno de Mañueco para 2024 “no afronta los problemas estructurales” de Castilla y León y es “un presupuesto continuista de un proyecto fracasado, entregado a la extrema derecha, que vende Castilla y León al negacionismo, al odio, a la confrontación, al machismo, a la xenofobia y al racismo”.

En su intervención en defensa de la Enmienda a la Totalidad presentada por el Grupo Socialista a unos presupuestos que “no sirven para  impulsar la economía de Castilla y León ni son sociales”, Rubio acusó a Mañueco de “entregar Castilla y León a VOX“ y de “guardar en el cajón 350 millones de euros que llegan  del Gobierno de España para sanidad, educación y servicios sociales. Tampoco generan el empleo necesario para que los jóvenes se queden” , añadió.

Rubio acusó a Mañueco de carecer de hoja de ruta para afrontar el reto demográfico y de permitir que “Madrid nos haga dumping, absorba nuestra riqueza, nuestras empresas y a nuestros jóvenes”, con unas cuentas que “no aportan soluciones, cronifican las carencias de  empresas, autónomos y mundo rural y no son municipalistas”.

En una comunidad que ha perdido 564 empresas desde que Mañueco es presidente y ocho autónomos al día desde 2023, el presupuesto de la Junta tampoco es inversor. “Con más de 14.000 millones de ingresos para este año 2024, la inversión de Mañueco no supera ni el 10% del presupuesto, y además, merma en 69 millones la inversión en I+D+i “, criticó.

En materia tributaria, la portavoz socialista, que acusó al  PP de ser mal gestor y peor ejecutor”, criticó la “mala” Ley de Medidas del Gobierno de Mañueco “para obtener unos ridículos 675.000 euros en beneficios fiscales elitistas”, que entierra el mantra del PP de que “bajando impuestos aumenta la recaudación”.

En esta línea, resaltó que a Castilla y León llegan 8 de cada 10 euros de ingresos del Gobierno de España “el verdadero sustento del presupuesto de la Junta”, además de las transferencias del Gobierno que cubre la dependencia, las pensiones no contributivas, la vivienda o el bono social térmico mientras Mañueco desvía dinero público a conciertos con la sanidad privada e incrementar la deuda de la Comunidad a la que condenan a no poder dedicar el esfuerzo del endeudamiento a crecer e invertir.

Para rubio, Mañueco “arrodilla de manera indigna a Castilla y León a los postulados de VOX”, incorporando a los presupuestos la violencia intrafamiliar, manteniendo económicamente a un vicepresidente cuya única función es dañar a nuestra tierra con sus exabruptos, que falta al respeto a las personas con discapacidad, xenófobo, racista, antieuropeísta, que ataca a la libertad de las mujeres, del colectivo LGTBI, negacionista del cambio climático y que además exalta al fascismo.

El PP vuelve a enredarse en la lucha contra la corrupción con una Autoridad independiente para la lucha contra la corrupción que no gusta al CES ni al Consejo Consultivo ni al Consejo de Cuentas.

El Grupo Socialista, remarcó Rubio, no apoyará unos presupuestos de un modelo fracasado que no dan solución a los desequilibrios territoriales, no acaban con las listas de espera y no dotan del personal suficiente a los consultorios y tampoco afrontan de manera seria y rigurosa los problemas de agricultores y ganaderos y mantienen el odio enfermizo a los legítimos representantes de los trabajadores y que siguen atacando al diálogo social.

Frente a los  presupuestos de PP y VOX, Rubio defendió “unos presupuestos para el interés general” con medidas contra la despoblación, que contribuyan a la cohesión territorial y contemplen planes para recuperación económica y social, la promoción industrial y el retorno del talento joven.

Garantizar el acceso a servicios e infraestructuras con criterios de equidad, la gratuidad de los libros de texto y el material escolar, la reapertura de todos los consultorios médicos, planes de choque para acabar con las listas de espera, y la exclusión financiera son, entre otras, medidas destacadas que deben contemplar los presupuesto de Castilla y Leín para responder a las inquietudes y los problemas de los castellanos y leoneses.

comparte

Más actualidad

Sugerencias