En el periodo 2008/2017 la Junta aumentó la deuda en un 355% en porcentaje acumulado, es decir 9,2 millones de euros, desde el 2008 al 2017.»

Si trasladamos estos datos al número de habitantes de Castilla y León, en 2008 cada uno de nosotros tocábamos a 1.017 euros, y en 2017 tocamos a 4.826 euros cada castellano y leonés. Un 384% más alto que en 2008″, señala Rosa Rubio.

La portavoz socialista de Economía y Hacienda y procuradora del PSOE de Salamanca, Rosa Rubio, acusa a la Junta de Castilla y León de no haber cumplido el objetivo de estabilidad presupuestaria en el periodo 2008-2017. «Con un endeudamiento en el 2017 de 11.870 millones de euros, un 4,9% superior al 2016, la Junta no ha cumplido su objetivo de estabilidad presupuestaria y además también ha incumplido la regla del gasto» señaló la portavoz socialista, quien subrayó que estos incumplimiento se han repetido en 3 de los últimos 4 ejercicios y consideró «sorprendente» que la Junta se endeude para financiar déficit y al final rebase los límites de endeudamiento, aumentando el déficit e incumpliendo el mandato de estabilidad.

En su intervención en la Comisión Extraordinaria de Economía y Hacienda celebrada en las Cortes con motivo de la comparecencia del presidente del Consejo de Cuentas para la presentación del Informe de Fiscalización de la Cuenta General de 2017, la representante socialista subrayó que «el PP en gobierno de Castilla y León lleva cerrando sus cuentas con déficit desde el año 2007. «Desde 2010 solo han cumplido 3 ejercicios con el objetivo marcado para el déficit, incumpliendo también en el año 2017 y 2018 y lo más grave es que no lo ha hecho para dotar de mejores infraestructuras y servicios públicos a los castellanos y leoneses.»

En este sentido, señaló que «si todos esos miles de millones que la Justicia dice que presuntamente se han llevado los directivos y directores de la Consejería de Hacienda estuvieran en las arcas de la Junta y no en los bolsillos de otros, no habría déficit.»

En cuanto a las modificaciones presupuestarias, la portavoz socialista criticó que la Junta no haya ejecutado una tercera parte de lo que presupuestó en materias tan sensibles para la ciudadanía como pensiones, promoción a la mujer, formación ocupacional.

En 2015-2018 la Junta dio de baja por modificaciones presupuestarias, es decir, cantidades que había comprometido con los ciudadanos en sus presupuestos y que no ejecutó, 367 millones correspondientes a pensiones, promoción a la mujer, gestión del empleo, vivienda, formación ocupacional; 251 millones de apoyo a la empresa agraria, reforma agraria, creación de empresas, internacionalización o abastecimiento y saneamiento y 205 millones que iban destinados a investigación, innovación y promoción.

Junto a esto se refirió «al gran agujero negro de esta Comunidad que es la Gerencia Regional de Salud, con facturas no incorporadas al presupuesto que hay que pagar, que no han incorporado al presupuesto, o que han tenido que incorporar a presupuestos anteriores, que suman obligaciones pendientes de imputar en el año 2016 por importe de 462 millones y en el año 2017 de 131 millones de euros. Además, la insuficiencia presupuestaria ocasiona a la Gerencia Regional de Salud unos gastos por intereses de demora, como consecuencia de los retrasos en los pagos a los acreedores»

Rubio también se detuvo en «la famosa cuenta 409, una especie de «descubierto», por falta de liquidez en el momento de la compra, que debe pagarse en «diferido», recortando de gastos previstos para meses o años después. «Son las facturas que no se imputan al presupuesto en la tramitación normal del pago y que afloran meses después y de la que el Consejo de Cuentas señala que a 31 de diciembre no se recoge el importe de todas las obligaciones pendientes de aplicar al presupuesto, y que además no se registran los intereses de demora, que es el apéndice del agujero negro.

Por todo ello concluyó que «el resultado global de los tres últimos ejercicios de la Junta es muy malo y lo que vemos es que 2017 la Junta ha hecho pleno incumpliendo los limites endeudamiento, la regla del gasto y el objetivo de estabilidad presupuestaria.»