Los Presupuestos de Mañueco para Salamanca “reparten miserias y suponen todo un engaño para la provincia y para los salmantinos”

Los procuradores del PSOE por Salamanca, Fernando Pablos, Rosa Rubio y Juan Luis Cepa han realizado, en rueda de prensa, una primera valoración en relación a los Presupuestos presentados por la Junta para el presente ejercicio con respecto a la provincia.

Los han calificado como “la gran estafa, el reparto de miseria y un gran engaño para Salamanca”, puesto que no contienen proyectos nuevos, desaparecen otros que ya estaban contemplados años anteriores, o se reducen partidas y consignas en cuanto a la financiación e inversión en algunas cuestiones.

Rosa Rubio, la primera en intervenir, ha explicado que “son el engaño de Mañueco para la provincia, para las salmantinas y los salmantinos” porque, por ejemplo, en materia sanitaria, “ha desaparecido el Centro de Salud del Zurguén”

En el año 2022, ha recordado la parlamentaria socialista en apoyo a su declaración, que el director regional de infraestructuras sanitarias dijo expresamente que los centros de salud del Zurguén y de Prosperidad en la capital charra, “eran objetivos prioritarios”. Pues bien, ambos proyectos, “que llevan dieciséis años de retraso”, a día de hoy y con estos presupuestos, “siguen siendo un engaño” ya que el centro de salud del Zurguén ni aparece.

“Ha desaparecido, no recibe ni un solo euro para su construcción y eso que fue prometido en 1995 por todos y cada uno de los presidentes del PP que han pasado por la Junta”, y el de Prosperidad, ha insistido, “ha ido apareciendo y desapareciendo de los presupuestos “dependiendo del capricho del PP y veremos a ver si ejecutan lo destinado este ejercicio”.

Juan Luis Cepa se ha pronunciado en esta misma línea en referencia a las partidas en departamentos de Agricultura, Medio Ambiente, Vivienda Ordenación del Territorio, Patrimonio, Cultura y Turismo.

En Agricultura, ha indicado, parece que el ejecutivo autonómico no ha aprendido nada tras dos años de sequía y de subida de precios puesto que se siguen manteniendo los mismos programas que hace quince años “y no se contemplan ni hay partidas específicas para paliar o contrarrestar estas cuestiones”.

Para Salamanca, “una provincia agraria y ganadera por excelencia”, lo presupuestado en esta materia es “una auténtica vergüenza” y solo alcanza 3,9 millones de euros en inversión real, “ninguna nueva y de futuro. Algo parecido a lo que ocurre en Medio Ambiente, Vivienda, y Ordenación del Territorio, “con solo partidas genéricas pero sin especificar inversiones concretas”.

O en Cultura, donde solo se especifican dos inversiones reales, “y con fondos europeos” y todo lo demás es “teórico o pura fantasía” donde además ha desaparecido la partida que se destinaba a la Feria de Teatro de Ciudad Rodrigo, por no hablar de la “mísera” financiación que se ha dedicado a los Planes de sostenibilidad turística, “dinero por cierto que también aporta el Gobierno de España y donde la Junta además de ser solo una gestoría encima lo gestiona mal”.

Fernando Pablos ha lamentado de igual manera  que la Junta y el señor Mañueco con estos presupuestos “solo reparte miseria para Salamanca”, una afirmación que ha basado en que “no hay proyectos nuevos y encima desaparecen algunos de los que ya estaban” como arreglos de carreteras o el referido centro de salud de El Zurguén” ha puesto a modo de ejemplo.

En materia de Familia, “prácticamente no hay inversiones, hay cero euros”, en  cuestiones de movilidad, una de las grades Consejerías, “solo hay partidas genéricas” entre las que se encuentra el experimento piloto de convertir la carretera de Salamanca a Alba de Tormes en una dos más uno en vez de hacer la autovía que prometieron hace dieciséis años y por la que los socialistas apostamos al igual que los alcaldes y los ciudadanos de la zona”.

O “los ridículos” menos de 1,5 millones de euros para reforzar el firme de los 94 kilómetros en la vía SA-220 que une Béjar con Ciudad Rodrigo, “pocos kilómetros de arreglo del firme van a hacer con ese dinero” remachó. En políticas educativas y científicas se repite el mismo panorama “incumplimientos y más incumplimientos, ningún proyecto nuevo y los que se mantienen se retrasan o se amplía su finalización, o se les aplican cantidades simbólicas en otros casos”.

En este sentido ha particularizado en el Centro de Investigación del Cáncer, al que se le fijó una financiación progresiva para cubrir sus gastos corrientes de funcionamiento tras un acuerdo unánime en la Cortes en el año 2019, “acuerdo que no se ha cumplido por parte de la Junta porque solo le ha llegado el 10% del dinero comprometido, y que seguirá sin cumplirse según el presupuesto para 2024”. 

También ha puesto el foco en el IBSAL, el  instituto de investigación biosanitaria ubicado en Salamanca, un centro al igual que el del cáncer también de referencia, y al que no solo se le ha reducido el presupuesto para este año con respecto al año pasado sino que la partida consignada en este ejercicio tiene que compartirla y repartirla con otros centros de León y Valladolid ha denunciado, “a los socialista salmantinos nos parece bien que se hagan y se creen otros institutos de investigación biosanitaria en Castilla y León pero nos parece incomprensible que se haga a costa del presupuesto del centro salmantino que ha funcionado magníficamente”.

Castilla y León es la última Comunidad de España en presentar sus presupuestos, “ya sabemos que a Mañueco le gusta poco madrugar y mucho menos trabajar” han concluido los parlamentarios socialistas salmantinos. Unos presupuestos en los que el total de inversiones que la Junta destina a Salamanca asciende a poco más de 56 millones de euros pero es que además, “una cosa es presupuestar y otra ejecutar” porque, han recordado, “el año pasado se dejaron sin ejecutar 636 millones de euros de lo presupuestado en Castilla y León, diecisiete de ellos en esta provincia”.

El presupuesto para 2024 es un presupuesto récord, “récord de ingresos” que proceden en un 80% de lo que transfiere el Gobierno de España, o lo que es lo mismo, de los diez euros que presupuesta la Junta ocho vienen del gobierno de España”. Con el dinero que aporta el Gobierno de España se cubre todo el gasto social, “la sanidad, la educación, políticas de familia y todavía sobra”.

En  concreto a Castilla y León van a llegar 9.334 millones de euros, 1.200 millones más que el año pasado por lo que, se han preguntado, si las cuentas de la Junta en este ejercicio solo se incrementan en 700 millones, “¿dónde están los otros 500?”.

comparte

Más actualidad

Sugerencias