El Gobierno de Mañueco evade en las Cortes de Castilla y León dar explicaciones sobre el caos en el traslado al nuevo hospital de Salamanca

La Consejera de Sanidad esquiva “los despropósitos, la descoordinación, el caos y la mala gestión en este traslado” ante la petición de explicaciones y de información realizada por parte de los procuradores del PSOE por Salamanca en el Pleno de la Cámara autonómica

 El Gobierno regional encabezado por Mañueco contesta con evasivas e intenta esquivar su obligación de dar explicaciones e informaciones “convincentes” sobre las condiciones y la forma en que se está realizando el traslado al nuevo hospital de Salamanca.

En respuesta a una pregunta oral realizada por la procuradora socialista por Salamanca, Rosa Rubio en el Pleno de la Cortes de Castilla y León, y en la que se solicitaba una valoración del ejecutivo regional sobre dicho traslado, la Consejera de Sanidad se ha limitado “a tirar balones fuera y contestar con vaguedades”, ha denunciado la parlamentaria salmantina, “ignorando y obviando en todo momento los despropósitos, la descoordinación, y el caos que se está produciendo en él”

Rubio ha recriminado a la Junta “la mala gestión” que se está llenado a cabo en este proceso donde, a día de hoy, siguen sin funcionar o estar en servicio dependencias fundamentales, donde las condiciones de trabajo de los profesionales y de las nuevas dependencias “son pésimas”, y peor aún, ha remachado, “las condiciones en las que se está realizando el traslado del material sanitario a las nuevas instalaciones”

Los procuradores socialistas “somos conscientes” que la puesta en marcha de una infraestructura sanitaria como el nuevo hospital de Salamanca genera disfunciones en la prestación del servicio, “pero las noticias aparecidas a diario durante las últimas semanas superan todo lo razonable” ha argumentado en su intervención ante la Consejera de Sanidad, y en demanda de explicaciones, la parlamentaria salmantina.

En este sentido, Rosa Rubio ha recordado que todavía no está en funcionamiento del Banco de Sangre, ni se ha habilitado aún el transfer entre los quirófanos y la unidad de reanimación. De igual manera, ha añadido, tampoco está en funcionamiento el PET-TAC, lo que ha provocado que “pacientes de media Castilla y León se hayan tenido que desplazar a una clínica privada de Madrid”

En esta línea, Rubio se ha preguntado qué cómo es posible que la zona de camas de enfermos críticos no disponga de Telemetría para poder hacer un electro o monitorizar al paciente, o que la unidad de trasplante renal, “un referente en la Comunidad y en España” se haya pasado a una planta común donde los pacientes no están debidamente aislados y monitorizados como antes del traslado, y también sobre cómo se puede entender que las nuevas instalaciones se hayan abierto sin servicios como los de parking ni cafetería, “ni se sepa cuándo van a estar disponibles”, en una zona donde es imposible aparcar y no existen establecimientos de hostelería próximos donde los familiares o usuarios puedan comer, “si es que ni la instalación de los lavabacinillas lo han hecho bien” ha recriminado a la Consejera, “las bacinillas no caben y ahora hay que devolver todas las que se han comprado”, remachó.

Rubio también ha reprochado al ejecutivo de Mañueco las malas condiciones laborales en las que los empleados y los profesionales están desempeñando su trabajo. En el hospital trabajan 4.000 personas pero solo hay taquillas para la mitad, “obligándolos a tener que cambiarse en el antiguo Clínico y trasladarse por la vía pública con el uniforme puesto” o a ofrecerles compartir taquilla, “contraviniendo toda normativa en materia de salud laboral”. A los técnicos de enfermería, ha añadido, se les está obligando a hacer funciones de auxiliar de cocina o de limpieza, tareas que ni están remuneradas ni recogidas en su convenio, “y todo por no querer contratar más operarios de servicio”.

La parlamentaria del PSOE se ha referido también a otras cuestiones relacionadas con la funcionalidad de esta nueva infraestructura, “con la que Salamanca ha perdido 150 camas hospitalarias”, siguiendo con  la tendencia desde hace años de perder capacidad asistencial, “y por si esto fuera poco”, ha apuntado, las habitaciones anunciadas para uso individual ya están ocupando por dos pacientes, y las dobles, “son tan pequeñas que para coger una vía a un enfermo se necesita mover el mobiliario por la falta de espacio”. El nuevo hospital no tiene mortuorio y el módulo penitenciario no está habilitado teniéndose que distribuir estos pacientes por todo el hospital, añadió.

Casado y Mañueco son como “Pepe Gotera y Otilio chapuzas a domicilio” en cuanto a este traslado se refiere, satirizó la procuradora salmantina, y encima, “por si tanta incompetencia no fuera suficiente” el señor presidente se atreve hace pocos días, “veinticuatro horas antes de que un aparato de resonancias que cuesta un millón de euros quedara destrozado por no utilizar las herramientas adecuadas para su traslado”, calificar este operativo como de “rotundo éxito” pero eso sí, lo dijo en una visita privada al nuevo hospital, sin prensa ni preguntas, “para no dar la cara ante los pacientes, los trabajadores, los familiares y los medios de comunicación”.

Los socialistas salmantinos han reclamado que después de 13 años de obras,de espera, de incumplimientos y de retrasos, el nuevo hospital esté en funcionamiento a pleno rendimiento lo antes posible porque, además de disponer de una tecnología sanitaria de última generación, “financiada en gran parte por fondos del Gobierno de España”, es una imperiosa necesidad. Y pensamos que esto va a ser así, ha concluido la procuradora socialista, porque tiene a los mejores profesionales, “que son los que le están sacando las castañas del fuego tanto a usted señora Consejera como al señor Mañueco”, porque si de la gestión de ambos dependiera, de su responsabilidad, de su previsión y de su coordinación, ha finalizado, “el caos y los despropósitos no acabarían nunca”

 

 

 

Share:

More Posts

Send Us A Message