El objetivo es promover el ahorro y la eficiencia energética tanto en casas cuartel de la Guardia Civil en la provincia como en el Centro penitenciario de Topas según declaraciones hechas públicas por el diputado del PSOE por Salamanca, David Serrada

 Vehículos y dependencias de la Guardia Civil en Fuentes de Oñoro, Béjar, Alba de Tormes, Peñaranda de Bracamonte y Aldeadávila de la Ribera se transformarán en instrumentos y lugares sostenibles y eficientes desde el punto de vista del consumo energético a la hora de prestar servicio a los salmantinos.

 El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) y el Ministerio de Interior del Gobierno de España han firmado un acuerdo para desarrollar, de manera conjunta, actuaciones del Plan de transición energética en la Administración del Estado con el objetivo de reducir paulatinamente la demanda energética y la dependencia de combustibles fósiles en infraestructuras y edificios pertenecientes a la Guardia Civil e Instituciones Penitenciarias fomentando, en dichas instalaciones, las energías de origen renovable y el autoconsumo, además de facilitar la transición a una movilidad de cero emisiones en la flota de vehículos.

Este acuerdo, y según ha informado el portavoz del PSOE en la Comisión de Interior del Congreso y diputado por Salamanca, David Serrada, supondrá que más de ocho millones de euros, “en concreto 7.856.904 euros” se destinen a casas cuartel de la Guardia Civil en la provincia salmantina, y al Centro penitenciario de Topas, para proyectos que van a permitir conciliar el impulso a la sostenibilidad y el ahorro energético rehabilitando instalaciones con criterios de máxima eficiencia, facilitando la movilidad verde especialmente en municipios y áreas rurales, que es donde se van a concentrar estas actuaciones, “demostrando el compromiso de este Gobierno para que la transición energética sea una oportunidad para todas las personas y una apuesta de desarrollo justa que llegue a todos y a todas las partes del territorio” ha explicado el parlamentario salmantino.

De este modo, el programa que contempla el acuerdo firmado por ambos ministerios, amparado por el Gobierno que encabeza Pedro Sánchez, establece o incluye siete actuaciones en otros tantos municipios de la provincia de Salamanca en materia de edificios, infraestructuras y casas cuartel.

En las intervenciones catalogadas como prioridad uno se destinará en este sentido 2.496.278 euros al acuartelamiento de la Guardia Civil en Fuentes de Oñoro, 1.474.288 euros al de Béjar, y 617.463 euros al de Aldeadávila de la Ribera.

También han sido asignadas inversiones a las instalaciones de la Benemérita en Peñaranda de Bracamonte, 850.219 euros, y otros 614.414 euros para las de Alba de Tormes.

El Centro Penitenciario de Topas recibirá dos partidas para la modernización, eficiencia y la sostenibilidad energética, 1.569.009 euros a través de la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad del Estado, y otros 235.233 euros vía Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

Salamanca es una de las provincias más beneficiadas de la Comunidad por el Gobierno de España en el marco de este acuerdo del Gobierno de España, atrayendo casi 8 millones del total de 58 millones que se van a destinar a Castilla y León para modernizar las administraciones públicas en el ámbito de la transición ecológica en coherencia con el Pacto Verde Europeo y la Directiva de Eficiencia Energética.