El primer edil del PP lleva sin convocar Pleno municipal desde el pasado mes de junio del 2018 incumpliendo flagrantemente la normativa de la administración local que obliga a la convocatoria de Plenos ordinarios cada tres meses.

El alcalde del PP en el municipio salmantino de El Maíllo, Nicanor Criado, lleva sin convocar Plenos ordinarios, y por supuesto tampoco extraordinarios, desde hace casi un año, incumpliendo flagrantemente de esta manera la normativa que rige en la administración  local que impone y obliga a la celebración de Plenos ordinarios en el Consistorio cada tres meses como mínimo.

Con este hecho, ya denunciado de forma reiterada por el Grupo Municipal Socialista por ser una práctica habitual a lo largo de toda la legislatura, el primer edil no solo incumple las mínimas normas de funcionamiento de las corporaciones locales sino que también, mantiene paralizada la gestión municipal y la prestación de trabajos y servicios que desde el Ayuntamiento se tienen que aportar a los vecinos y vecinas del municipio, algo que va en detrimento del bienestar y la calidad de vida de todos ellos, que acrecienta el deterioro y la decadencia en la que el alcalde tiene sumida la localidad, y que ya se puede comprobar en todos y cada uno de sus rincones.

El Grupo Municipal Socialista lamenta esta situación  y  se niega a permitir que El Maíllo con una gran e indudable riqueza patrimonial y turística, siga sufriendo el deterioro provocado por esta dejación de funciones, y la constante actitud caciquil en la gestión de este nefasto alcalde. Una gestión caracterizada por  ausencia total de transparencia, el desprecio a los principios democráticos.

Una gestión que además de fundamenta por  su insistencia y la obcecación en ocultar documentación a los grupos de la oposición para realizar su labor de control y fiscalización, evitar dar información a los vecinos, además de obviar la petición de convocatoria de los Plenos municipales tal y como exige la ley.

Desde el PSOE ya se ha pedido la urgente convocatoria de un Pleno municipal donde abordar los problemas más acuciantes del municipio, y se insta al alcalde a recuperar la senda de la legalidad, la trasparencia y el buen gobierno.