Los procuradores del PSOE por Salamanca, Fernando Pablos, Rosa Rubio y Juan Luis Cepa, han valorado hoy en rueda de prensa el proyecto de Presupuestos presentado por la Junta de Castilla y León para el año que viene, una cuentas que han calificado como “ideológicas” por predominar los preceptos y las políticas de la ultraderecha, “mentirosas” al no incluir cuestiones que habían anunciado públicamente incluso el propio presidente Mañueco, como las deducciones fiscales a familias numerosas y el relanzamiento del festival del FACYL que se celebra en Salamanca, “suprimido este año y para el que no se ha presupuestado ni un céntimo para el que viene” y donde se perpetúan los incumplimientos, las falsas promesas en materia de inversiones que año tras año se hacen pero que nunca se cumplen porque “una cosas es presupuestar y otra ejecutar” han denunciado los parlamentarios socialistas salmantinos, “agrandando la deuda que tanto la Junta como el PP y Mañueco tienen con Salamanca.

Una valoración basada, en primer lugar según Rosa Rubio, porque suprimen la agenda 2030, o lo que es lo mismo, se suprime la lucha contra la pobreza, la mejora de la sanidad, combatir la violencia de género, reducción de las desigualdades, trabajo y acción decente por el clima, el desarrollo y el crecimiento económico, la paz y la justicia, y unas instituciones sólidas, en definitiva, en el proyecto de Presupuestos para el año que viene del gobierno bipartido de PP y Vox que preside Mañueco, ha incidido Rubio, “desaparece todo esto”

Unos presupuestos que incluyen también recortes, “del cien por cien al diálogo social”,  la reducción del 35% para las OPAS, “en una tierra eminentemente agrícola y ganadera”, de un 42%  en ayudas para la mujer rural, la misma proporción en ayudas al cooperativismo, y de un 66% al movimiento asociativo.

Frente a esto, y por el contrario, se aumenta el importe, las partidas y el gasto en altos cargos, casi 5 millones más que en el último presupuesto del 2021, ha explicado la procuradora socialista “y el mueble más caro de este gobierno es el vicepresidente que nos cuesta 80.000 euros y no tiene función” confirmado que “son unos presupuestos que Mañueco ha cedido a los preceptos de la extrema derecha” tal y como lo confirma, ha añadido, el hecho de que se diluyen las políticas de lucha contra la violencia de género, “mientras el Gobierno de España destina 11millones de euros a esta Comunidad para combatir esta lacra la Junta solo dedicará 700.000 euros”.

Rosa Rubio se ha referido a su vez a los ingresos record para Castilla y León y que financian estos presupuestos, financiación debida única y exclusivamente a dos fuentes, la primera, el Gobierno de España, ha aclarado, “que aporta 1.646 millones de euros más que en el 2022” lo que supone un incremento del 25%, “la caja de Castilla y León ha aumentado en 2.000 millones desde que Pedro Sánchez es presidente de España con respecto a Rajoy”, y la segunda fuente la de los Fondos europeos “conseguidos también por el gobierno socialista de Pedro Sánchez” y que representan 762 millones de euros más para la Junta con respecto al 2021, de hecho, apostilló, “el 25%, una de cada cuatro de las inversiones previstas en Salamanca para 2023 proceden de fondos europeos” poniendo como ejemplo el nuevo aparataje de última tecnología para el Hospital que ha cifrado en 12 millones de euros

En este sentido, la parlamentaria salmantina, ha denunciado que tanto la Junta como Mañueco y el PP tienen una deuda con Salamanca ya que en los últimos años no han ejecutado en esta provincia 237 millones de euros que “sí habían presupuestado” lo que significa que “de cada cien euros previstos no llegaron ni 82 euros” poniendo el acento en los dos centros de salud de la capital, el de Prosperidad y El Zurguén “dos promesas sistemáticamente incumplidas año tras año y que llevamos esperando décadas” y para los que para el año que viene solo hay presupuestadas cantidad simbólica en el caso de Prosperidad, “otra vez Mañueco nos intenta engañar a los salmantinos y mucho nos tememos que hasta el 2025 como poco no veremos la primera piedra”, al igual que ocurre con el de El Zurguén, “poco más de 500.000 euros” y alargan la construcción más allá del año 2025, “será verdad esta vez”, se ha preguntado Rubio, “porque el PP siempre hace la misma jugada, además coincidiendo con elecciones, presupuesta y nunca ejecuta tal y como lleva haciendo año tras año”

Por último ha hecho hincapié en  “la última chapuza fiscal de Mañueco” que ha calificado como “la gran mentira” en relación a las deducciones a familias numerosas “una deducción que no existe en el proyecto de Ley de medidas”, es una medida que no está contemplada ni incluida, “inventada para dar una rueda de prensa y no habrá deducción salvo que se enmienden a ellos mismos”, y que en cualquier caso, se quedarían además fuera de esta medida el 60% de las familias numerosas de la Comunidad, “como siempre y por si quedará alguna duda el PP piensa, en cuanto a fiscalidad,  en los que más ganan, más heredan y más tienen”

Un panorama “el de las mentiras, los incumplimientos, los olvidos y las falsas promesas” en el que han insistido también tanto Juan Luis Cepa como Fernando Pablos a la hora de repasar el resto de inversiones por Consejerías que desde el Gobierno de la Junta se prevén para Salamanca en 2023.

En Economía “cantidades nimias o repeticiones” ha apuntado Cepa “50.000 euros para Planes Urbanísticos y tras quince años de desaparición vuelven a acordarse del Polígono de Ciudad Rodrigo”. En materia de Agricultura y Ganadería “siguen los recortes y los retrasos frente a las aportaciones que se siguen haciendo en materia de infraestructuras y pagos de la PAC por parte del Gobierno de España” y la escasez de recursos destinados a los seguros agrarios. En Medio Ambiente tampoco hay nada nuevo salvo lo que se financia por fondos europeos, “y no entendemos que no haya partidas para los municipios afectados por los incendios de este verano”, al igual que lo previsto en materia de Turismo donde las actuaciones e intervenciones se realizan también con fondos europeos distribuidos por el Gobierno de España.

En cuanto a Educación, Movilidad y Familia, apartados a los que se ha referido Fernando Pablos, los presupuestos de la Junta muestran “las mentiras y las miserias del PP con respecto a Salamanca” y donde tampoco hay nada destacado como en el resto de las demás, afirmación que ha justificado, entre otros ejemplos, con el último anuncio realizado por el Gobierno de Mañueco en el que se decía que el nuevo colegio de Aldeatejada estaría listo para el curso que viene, “algo que es mentira” porque en los presupuestos presentados se confirma que “no estará terminado en el mejor de los caso  hasta el año 2025”.

Y si esa fecha es tarde después de tanta espera y promesa incumplida”, ha reivindicado Pablos, “más tarde será lo del instituto de Guijuelo, que como mínimo no estará hasta 2026” ha dicho, tras mostrar su sorpresa por la decisión del Ayuntamiento de Guijuelo de cambiar la parcela cedida para dicha construcción, “la llana que estaba prevista por una que está en pendiente” y que significará que este proyecto además de seguir acumulando años de retraso se encarezca duplicando el presupuesto y, por tanto, “no poder acabarse antes a la par de despilfarrar dinero público”

“nada nuevo en materia de educación” donde lo más destacado vendrá de la mano de los fondos europeos y del reparto que hace el Gobierno de España “cinco millones a educación infantil y equipamiento digital en los centros” al igual que ocurre con Familia, donde la finalización de la nueva residencia pública de mayores San Juan de Sahagún va a ser posible gracias al dinero y a las aportaciones europeas “ese dinero y esos fondos que el PP no quería que llegasen a Salamanca y que se consiguieron gracias a las gestiones de Pedro Sánchez”

En materia de investigación, un sector muy importante para Salamanca, la inversión en estas partidas baja en un 37%, y un 43% las destinadas a técnicos de apoyo a la investigación, “lo que repercutirá negativamente en los efectos y en el empleo”, ni tampoco se contempla cumplir con el acuerdo, que data del año 2019, para financiar con un millón de euros los gastos corrientes del Centro de Investigación del Cáncer, “una muy mala noticia para nuestra provincia”.

Lo mismo ocurre en Movilidad, “donde para Salamanca no hay ni una sola inversión relevante, ni una sola” ha recriminado Pablos, y eso que tan solo hace unos días se declaró “como algo prioritario para Salamanca” poner en marcha las medidas necesarias para la carretera de Vitigudino, “ y no han previsto para ello ni un solo céntimo”