El Consejo de Ministros aprueba los estatutos del Centro Universitario de Formación de la Policía Nacional, “un trámite administrativo que supone un paso más, importante y fundamental, para que la adscripción de la Escuela de Policía a la Universidad de Salamanca sea una realidad y la formación de los policía nacionales dependa del estudio salmantino” ha declarado el diputado del PSOE por esta provincia David Serrada

El diputado del PSOE por Salamanca y secretario general de los socialistas salmantinos, David Serrada, considera que la aprobación ayer en el Consejo de Ministros de los estatutos del Centro Universitario de Formación de la Policía Nacional es “un paso más, y muy importante, que supone una avance fundamental para que la adscripción de la Escuela de Policía a la Universidad de Salamanca se convierta en una realidad lo más pronto posible”

La aprobación de los estatutos del  Centro Universitario de Formación de la Policía Nacional  con sede en Ávila,  creado en diciembre del año pasado y dotado de la estructura legal necesaria con la consiguiente previsión presupuestaria, permitirá la puesta en marcha de este centro y dar inicio a una nueva etapa en el sistema educativo de los policías, proporcionando a sus miembros una formación especializada adaptada a las actuales necesidades en materia de seguridad pública, “un trámite y una decisión imprescindible para suscribir el correspondiente convenio de adscripción con la Universidad de Salamanca para el inicio de los estudios de Grado en Estudios Policiales durante el próximo curso académico” ha apuntado el parlamentario salmantino.

Agilizar los trámites para que la Escuela de Policía sea un centro de estudio universitario adscrito a la Universidad salmantina es una demanda que ya realizó el diputado David Serrada como portavoz del Grupo Socialista en la Comisión de Interior del Congreso el pasado mes de abril, han señalado desde la sede de los socialistas salmantinos, y la aprobación ahora de los estatutos de este centro universitario, “es imprescindible para suscribir el correspondiente convenio de adscripción con la Universidad de Salamanca y dar inicio de los estudios de Grado en Estudios Policiales durante el próximo curso académico” ha añadido Serrada.

El Centro Universitario fue creado como un organismo autónomo dotado de personalidad jurídica propia, autonomía económica, financiera y de gestión, cumpliendo con el compromiso que siempre ha mantenido el Gobierno socialista en este sentido ha recordado el líder del PSOE de Salamanca.

Según sus estatutos, aprobados ayer, sus órganos de gobierno serán el Consejo Rector y la Presidencia, y contará además con una Dirección como órgano ejecutivo.

Al Consejo Rector le corresponden, entre otras, funciones superiores de seguimiento, supervisión y control de la actuación y funcionamiento del centro universitario, así como la aprobación de los objetivos estratégicos, de los planes de acción anual y plurianual, del anteproyecto de presupuestos, de las reglas de funcionamiento interno del centro, y de las cuentas.

Por su parte, la presidencia del centro universitario, que ejercerá la persona titular de la Dirección General de la Policía Nacional, asume la representación institucional y legal del centro; su dirección y gobierno, y la convocatoria de las sesiones del Consejo Rector.

Por último, la dirección corresponderá a la persona que designe el Consejo Rector, que gestionará la dirección y orientación estratégica de la actuación del centro universitario; la programación integral de la formación impartida; la elaboración, modificación y revisión de los planes de estudios de las titulaciones que se imparten; la coordinación de la gestión académica con el delegado de la universidad de adscripción, y todas aquellas funciones de dirección en el ámbito presupuestario y de los recursos humanos. Además, el centro universitario contará con un Consejo Académico, como órgano consultivo, y una Secretaría General que dependerá de la dirección.

Serrada concluye que este nuevo paso dado por el Gobierno “es una muy buena noticia para Salamanca” y confía en que  la Universidad de Salamanca pueda tener el papel principal que le corresponde en la formación académica de los futuros policías nacionales, “tal y como siempre hemos defendido los socialistas salmantinos” tras recordar que fue un Gobierno del PP quien rompió la relación histórica, “de más de 30 años”, que siempre tuvo la Escuela de Policía con la Universidad de Salamanca, “quitando al estudio salmantino, la competencia de formar académicamente a los miembros de la policía nacional para dársela y adjudicársela a una Universidad privada “a cambio de un puñado de euros, prefiriendo la oferta más barata y favorecer a los amigos, a la de mayor calidad académica que siempre ofreció la Universidad de Salamanca” ha finalizado.