Una delegación del PSOE de Salamanca y representantes de la organización empresarial CEOE-CEPYME Salamanca, han coincidido a la hora de afirmar que el Plan promovido por el Gobierno de España para extender y hacer llegar la banda ancha a todos los municipios es de una gran importancia para toda la provincia tras la reunión mantenida hoy en la sede de los socialistas salmantinos.

Un Plan que viene a cubrir una carencia crónica y una necesidad en la Comunidad que los sucesivos gobiernos del PP en la Junta de Castilla y León durante más de 35 años, y ahora Mañueco, no han sabido satisfacer ni solucionar. Un Plan promovido por el Gobierno de Pedro Sánchez que va suponer que la banda ancha llegue a toda la provincia de Salamanca en los próximos tres años, “un proyecto inmejorable para generar y atraer riqueza a nuestros pueblos” según declaraciones posteriores realizadas por el número uno de la lista del PSOE de Salamanca, Fernando Pablos.

La reunión, dentro de la ronda de contactos que la candidatura del PSOE de Salamanca viene manteniendo con todos los agentes sociales para explicar el programa de gobierno de cara a las próximas elecciones autonómicas, abordar la situación económica de la provincia, y consensuar ideas, proyectos y propuestas también ha servido para abordar la necesidad de poner en marcha y apostar por un plan de reindustrialización que permita al sector secundario la atracción y consolidación de riqueza, desarrollo económico y social, y creación de empleo en Salamanca como principal arma o herramienta para luchar contra “uno de  nuestros principales problemas como es la despoblación y el éxodo de jóvenes”, y que es uno de los principales objetivos del proyecto que lidera Luis Tudanca.

En este encuentro con los empresarios, en el que han participado por parte del PSOE además de Fernando Pablos los también candidatos Rosa Rubio, Carmen García y Javier Calvo, y el secretario de empleo en la ejecutiva provincial, Joaquín Merchán, se ha puesto en valor, por parte de ambas delegaciones, la importancia del diálogo social entre Gobierno, sindicatos y empresarios, y que ha significado, según han destacado los representantes socialistas el reciente acuerdo para la reforma laboral.