La afiliación a la Seguridad Social se sitúa en niveles históricos, por encima de los 20,9 millones en febrero

La afiliación ha crecido casi 1,6 millones de trabajadores desde antes de la pandemia.

En comparación con el mes anterior, hay 73.492 afiliados más a la Seguridad Social. Es el mayor incremento en un mes de febrero de la serie.

Por su parte, la cifra de afiliación media (la serie original) se sitúa en niveles históricos para un mes de febrero, con 20.708.382 afiliados. Son 103.621 ocupados más que en enero, el mayor aumento en un mes de febrero desde 2007. El crecimiento interanual de la afiliación media ha sido del 2,7%, con 538.239 trabajadores más que hace un año.

Los sectores que más han crecido en términos mensuales en el Régimen General son Hostelería, con 29.230 afiliados más, seguido de Educación, con 28.941 más, Construcción, con 18.189 más, e Industria Manufacturera, con 13.130 más. Por el contrario, las actividades que más afiliados pierden son Actividades Sanitarias y Servicios Sociales y Comercio, con 10.252 y 9.590 afiliados menos, respectivamente.

“En febrero, registramos otra vez niveles históricamente altos, con un dinamismo aún mayor que los meses anteriores, y vemos el cambio estructural que ha supuesto la reforma laboral”, ha señalado la ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Elma Saiz. “Seguimos dando pasos para la reducción de la brecha de género en el mercado laboral. Las mujeres ocupan el 47,3% de los empleos y en el 40% de las provincias este porcentaje es aún mayor“, ha añadido.

En la serie diaria, la afiliación superó los 20,7 millones entre el día 13 y el día 28 de febrero.

Respecto al nivel previo a la pandemia (diciembre 2019), la afiliación ha crecido en casi 1,6 millones de personas en términos desestacionalizados. Además, la creación de empleo en España (+8,1%) supera a la de los grandes países europeos (Francia, +5%; Italia +2,9%; Alemania, +1,4%) en comparación con ese nivel anterior a la pandemia. También el aumento del empleo es más destacado que en estos países desde el inicio de la guerra de Ucrania, periodo en que en España ha crecido un 5,9%, mientras que en Francia y Alemania se registran crecimientos inferiores al 2%.

La buena marcha del empleo es más acentuada entre las mujeres. En febrero se registran 9.787.193 afiliadas, 300.623 más que en el mismo mes de 2023, lo que supone que más de la mitad del empleo creado en el último año corresponda a mujeres (54,52%).

En la actualidad, las mujeres suponen el 47,3% del conjunto de trabajadores, manteniendo unos niveles históricamente altos. En el 40% de las provincias esa tasa es aún mayor.

Desde el nivel previo a la pandemia, la afiliación de mujeres ha crecido un 11,8% frente al 7,7% que aumenta la ocupación masculina y un 6,2% en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (frente al 1,1% de incremento entre hombres).

La mejoría de la ocupación entre las mujeres también se refleja en sus bases de cotización, que han aumentado un 16%, es decir, 2,8 puntos más que las de los hombres, que crecen el 13,2% respecto al nivel previo a la pandemia.

Si se analiza la evolución del empleo por tipo de contrato, destaca también el aumento de empleo indefinido entre las mujeres, del 5,7% en el último año, superior al de los hombres (del 4,9%).

El crecimiento de la afiliación respecto al nivel previo a la pandemia es especialmente intenso en sectores de alto valor añadido como Informática y Telecomunicaciones, cuyo número de afiliados ha aumentado un 26,3%, o Actividades Profesionales, Científicas y Técnicas, que presenta un crecimiento del 16,6%. Desde el fin de la pandemia, más de uno de cada cinco nuevos afiliados (329.000 en términos absolutos) se ha incorporado a estos dos sectores altamente productivos.

Dos años después de la entrada en vigor de la reforma laboral, se acentúan sus efectos positivos en la estabilización del empleo y la mejora de su calidad. En conjunto, ahora hay más de 3,1 millones de afiliados más (3.176.998) con contrato indefinido que en diciembre de 2021, el último mes antes de la entrada en vigor de la reforma.

Además, en febrero, el porcentaje de afiliados con contrato indefinido se sitúa en el 87,3%, su máximo histórico, creciendo 17,3 puntos desde la reforma laboral. Así, la tasa de temporalidad se sitúa en mínimos históricos (el 12,7%). En el caso de los menores de 30 años, la reducción del nivel de temporalidad es más intensa, bajando en 33,6 puntos porcentuales (del 53% al 19,4%) respecto al nivel que tenía antes de la reforma.

comparte

Más actualidad

Sugerencias