El PSOE solicita el arreglo del Centro de Salud de la Fuente de San Esteban tras reconocer la Junta que no está previsto hacerlo este año

Los socialistas denunciaron el pasado mes de febrero el lamentable estado en que se encontraba el centro sanitario exigiendo a la Junta de Castilla y León las inversiones que fueran necesarias para que el Centro de Salud de La Fuente de San Esteban presente un estado digno donde se pueda prestar un servicio sanitario y una atención médica en las condiciones imprescindibles que merecen, tanto los profesionales, como los pacientes y usuarios

El centro médico, tal y como demostró el PSOE con material fotográfico,  se encontraba en unas condiciones mínimas de salubridad, seguridad y habitabilidad tanto para los profesionales que allí trabajan como para los pacientes y usuarios, teniendo que convivir a diario con goteras y otras humedades, desconchones y grietas en paredes, desprendimientos de pintura, puertas y ventanas que no cierran o en un estado de oxidación lamentable, cableados y enchufes del servicio de electricidad descolgados y sin ningún tipo de seguridad, falta de higiene y de custodia en el material instrumental y mobiliario desvencijado viejo y en desuso.

La Consejería de Sanidad ha reconocido por escrito, en respuesta a una interpelación presentada por los Procuradores del PSOE de Salamanca, que la Junta no tiene previsto acometer las inversiones programadas este año para que el Centro de Salud de La Fuente de San Esteban presente un estado digno y en condiciones mínimas, donde se pueda prestar un servicio sanitario y una atención médica en las condiciones necesarias e imprescindibles que merecen, tanto los profesionales, como los pacientes y usuarios.

Los socialistas recuerdan que ya el pasado mes de febrero pidieron explicaciones a la Consejería de Sanidad por este hecho, además de interesarse por las cuantías que la Junta tenía previsto, o iba a destinar, para solucionar esta situación, exigiendo las inversiones necesarias en el caso de que no estuvieran previstas.

La denuncia venía motivada por el lamentable estado en que se encontraba el Centro de Salud, en unas condiciones de salubridad, seguridad, funcionalidad y habitabilidad inadmisibles, sin los requisitos mínimos y dignos tanto para el desempeño del trabajo y la labor de los profesionales que allí trabajan, como para la prestación del servicio sanitario a pacientes y usuarios.

Tal y como mostraban las fotografías que acompañaban esa denuncia, y que se vuelven a remitir con esta nota de prensa, algunas de las dependencias, por no decir casi la totalidad del edificio, se encontraba o presentaba una imagen indigna tanto en el estado de la estructura, suelos, techos, paredes, puertas y ventanas, como en el del material, el mobiliario, los servicios básicos o los equipamientos.

Las goteras, entre otro tipo de humedades, se repartían por techos y paredes, a lo que se sumaban los desconchones y los desprendimientos de pintura y otro tipo de materiales. Puertas y ventanas en un estado patente de oxidación que no cerraban y que por tanto estaban inutilizadas o no cumplían con su función. El cableado o los enchufes del tendido eléctrico aparecía suelto con la consiguiente falta de seguridad y el peligro que esto conllevaba. Falta de higiene y de limpieza, a la par que de celo y de custodia, tanto de algunos elementos del material instrumental como dotacional, entre lo que se incluye el mobiliario, viejo, desvencijado y en desuso, los sanitarios, y otros elementos que se utilizan para las consultas o la atención médica o en las esperas. Una situación en definitiva en la que tan solo se han realizado actuaciones de mínimo parcheo y que, a tenor por lo contestado por la Junta, no se le pondrá solución en cuanto a inversiones necesarias en este año.

        

comparte

Más actualidad

Sugerencias