El equipo de gobierno encabezado por la alcaldesa Patricia Martín se encontró a su llegada al Consistorio de Ledesma con una deuda heredada, y generada por la anterior corporación del PP, de 3. 573.000 euros.

Se cumple este mes un año desde la llegada al Ayuntamiento de Ledesma de un nuevo equipo de gobierno, encabezado por la alcaldesa socialista Patricia Martín, tras el triunfo del PSOE en las últimas elecciones municipales del 15 de junio de 2019.

Una nueva Corporación que, tras su toma de posesión se encontró con un Ayuntamiento prácticamente en ruina. Con una deuda heredada, que los anteriores equipos de gobiernos del PP liderados por José Prieto habían ido acumulando, hasta llegar a los casi cuatro millones de euros, en concreto, 3.573.000 euros, además de un Consistorio en un estado de abandono tanto en cuestiones internas como, en su relación con el exterior desde el punto de vista de los vecinos, las instituciones y el resto de municipios de la comarca.

En tan solo un año de trabajo, en este primer año de legislatura, el Ayuntamiento de Ledesma con la nueva Corporación ha pasado de no poder pagar nóminas ni proveedores, a reducir el gasto mensual  para las arcas municipales en un 54% con relación a los anteriores equipos de gobierno del Partido Popular. Además de esto, de no poder pagar las nóminas ni los proveedores, se ha pasado también a reducir la deuda heredada y contraída por las anteriores Corporaciones, en más de 400.000 euros.

Y todo ello sin contar con la mayoría en el Pleno municipal que le dieron las urnas, y el voto o la decisión reflejada en ellas por los vecinos, tras la huida y el abandono del Grupo Socialista por parte del que fuera teniente alcalde para brindar ahora todo su apoyo al Grupo Municipal del PP responsable de la catastrófica situación en la que se encontraba el Ayuntamiento.

De cara al futuro, el equipo de gobierno municipal quiere hacer público sus intenciones de seguir trabajando por y para los vecinos y en devolver al Consistorio a las mejores condiciones mediante una gestión abierta, transparente y eficaz.

En este sentido, desde el equipo de gobierno encabezado por Patricia Martín se manifiesta su firme propósito de, a pesar de la escasa financiación con que se cuenta, y el mínimo apoyo a Ledesma por parte de otras administraciones tales como la Junta de Castilla y León y la Diputación de Salamanca, continuar con proyectos, entre otros muchos, como por ejemplo las obras comenzadas en la fortaleza del municipio. Una obra que asciende a 166.455,95 euros, que ha contado con el apoyo del Ministerio de Fomento del Gobierno de España, y que permitirá una importante mejora en el desarrollo turístico de la Villa y, por tanto beneficios económicos y sociales para todos.

A corto plazo, desde la nueva Corporación se quiere hacer público también, la pretensión de, a pesar de la actual situación de crisis sanitaria que estamos viviendo, de elaborar una programación cultural de cara al periodo estival que, unido al trabajo compartido con la empresa concesionaria de las piscinas para su apertura y disfrute por todos los vecinos, permita mejoras en la calidad de vida de los vecinos y el disfrute de todos ellos durante el recién estrenado verano.