El ayuntamiento de Béjar, sumido en el “caos total y la falta de transparencia”

“Caos y falta de transparencia” son dos de las palabras que mejor definen la situación por la que atraviesa el consistorio de Béjar desde que el PP, con la ayuda de VOX, gobierna en el municipio.

Todo ello por el “oscurantismo” a la hora de contratar a los asesores y por un pacto firmado entre los ediles del PP que conlleva una multa de 500.000 euros para el que se lo salte a la hora de una posible moción de censura o abandonar su puesto como concejales.

“Lo que pasa en el ayuntamiento de Béjar es algo insostenible, pero todo esto afecta al PP de Salamanca con sus tramas y corruptelas. ¿Para qué necesita el alcalde unos asesores que no tienen ningún vínculo con ese municipio? ¿Para qué necesita el ayuntamiento de Béjar personas que tienen vinculaciones con la delincuencia? Es lo grave de todo, y el PP no da explicaciones; parece que le gusta amparar la delincuencia. Lo primero que tenía que haber hecho el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, es despedir al alcalde de Béjar, porque de lo contrario, defiende todo lo que ocurre”.

Así se expresó el secretario general del PSOE de Salamanca, David Serrada, sobre este asunto, asegurando además que lo que pasa en “el ayuntamiento de Béjar no es lo que la ciudadanía votó en las pasadas elecciones municipales, no es lo que quería”.

Antonio Cámara: “El alcalde nos niega acceso a cierta información”

Por su parte, el portavoz del PSOE en el ayuntamiento de Béjar y diputado provincial, Antonio Cámara, aseguró que el consistorio cuenta con “una total falta de trabajo, siendo el segundo municipio más importante de Salamanca, pero con una situación de caos total”.

Desde que el alcalde tomó posesión con el apoyo de VOX, “sabemos que hay al menos dos personas en el Ayuntamiento haciendo labores de asesoramiento. El PSOE investigó este hecho y el 21 de agosto, preguntamos al alcalde y reconoció que tenía dos personas de confianza del PP y que estaba preparando una relación contractual con ellos”, explicó Cámara.

Entonces, el PSOE de Béjar solicitó un informe para pedir información sobre este tema que aún “no nos ha dado; no sabemos por qué hizo un contrato con una asesora, María Elisa Barceló, para un estudio y viabilidad para privatizar La Covatilla, algo que también a veces niega el propio alcalde”, indicó el diputado provincial.

“Incluso nos dijo que nosotros habíamos faltado a la protección de datos por haber facilitado su nombre, cuando por transparencia hay que informar sobre todas las empresas con las que trabaja el consistorio. También preguntamos por escrito al alcalde si esta persona era autónoma y estaba al corriente con todas las obligaciones de pago, sin obtener respuesta al respecto. Si no es así, el Ayuntamiento puede estar incurriendo en una irregularidad y encima el alcalde nos niega la información, algo que hemos pedido comisión tras comisión”, denunció el portavoz del PSOE en el consistorio bejarano.

La asesora afirmó en un escrito leído por el alcalde que hay un contrato “de confidencialidad sobre ese estudio de viabilidad y preguntando por este tema, nos enteramos de que también hay otro por el que, si se sometía a una moción de censura al alcalde o alguno de los concejales del PP abandona el grupo, habría una sanción de 500.000 euros. Incluso él mismo dijo que lo cobraría el propio Partido Popular. Esto es muy grave y de dudosa legalidad por esa confidencialidad, firmado por todos los concejales del PP”, desveló Cámara.

Todos estos hechos preocupan, y mucho al PSOE, porque el alcalde de Béjar “es un cargo de confianza en la Diputación, del presidente Javier Iglesias, que tiene que asesorar a alcaldes y alcaldesas de los municipios. ¿Qué va a asesorar si no nos dice nada en el Ayuntamiento? ¿Qué tiene que decir el PP en el ámbito provincial? Esto es insostenible porque no hay criterio y el alcalde de Béjar miente cuando habla. No se puede negociar con una persona que no es transparente y que falta a la verdad. Esto es muy grave para Béjar, su comarca, la sierra de Francia y toda la provincia”, concluyó Antonio Cámara.

Rubio: “La Diputación sigue sumida en el desprestigio”

Por último, el portavoz del PSOE en la Diputación, Fernando Rubio, aseguró que se trata de un “nuevo jaleo del PP que sume a las instituciones en un nuevo entredicho, como es algo que viene siendo habitual”.

“Lo que ocurre en el ayuntamiento de Béjar nos recuerda a lo que ha pasado hace no mucho tiempo en otros municipios de la provincia. Venimos de un reconocimiento explícito del PP de haber sido un partido tramposo, sometiendo a esta provincia a un desprestigio y que la Diputación sea una subsede el PP, reconocido en sede judicial. Se recogió dinero en metálico, se apuntaron papelitos… tal y como ellos mismo reconocieron, causando un daño y consecuencias que se notan en la Diputación Provincial. Es un ente inerte y que duerme la siesta, mientras Salamanca se sigue despoblando y perdiendo casi 1.000 personas al año; en la última década, ha perdido más de 18.000 habitantes”, explicó Rubio.

“El PP nos niega todo siempre a quienes proponemos soluciones, a que los municipios tengan una ludoteca o algo tan básico como un Plan de Vivienda Provincial. Mientras tanto, sólo hay oscuridad y bochorno en su uso de las instituciones, como ocurre en el ayuntamiento de Béjar o la Diputación Provincial, sumida en la sombra y en el desprestigio“, concluyó.

comparte

Más actualidad

Sugerencias